viernes, 29 de junio de 2018

ESAS OTRAS NOTICIAS

Buenas tardes: qeu tal encaramos el fin de semana? el mio solo se que mañana iremos a ver a dos amigos que han operado esta semana y en principio ir a Santa Pola , de modo que ese en principio los planes iniciales, aunque claro siempre se puede improvisar, de modo que ya veremos que es lo que va surgiendo, me apetecería ir a la playa, pero veremos.
Leyendo el diario local de mi ciudad, el Diario Información, me he encontrado con dos noticias que me han hecho reflexionar.
Una de las noticias, es que el cementerio nuevo de la localidad donde vivo actualmente, Elche. Esta ciudad tiene dos cementerios,el Cementerio Nuevo y el Viejo,  bueno pues en el cementerio nuevo, han habido quejas de varios familiares por no poder enterrar a sus familires, y tener que velarlos varios dias por falta de nichos, y me parece que por parte d equien corresponda, no se si del ayuntamiento, del cementerio o de los dos a la vez, de una insensibilidad hacia los familiares, que si ya tiene que pasar por un trance doloroso de perder a alguien, encima no poder enterrarlos por falta de espacio y tener en su caso que pagar 1.800 euros o hacerlo donde sea deprisa y corriendo o esperar varios días  a que haya espacio donde darle sepultura. Me parece vergonzoso que quien corresponda actue de esa manera ante algo tan doloroso como es perder un ser querido. Me parece que en este país ya no se si se estan perdiendo no solo los valores, lo hemos visto con el botellón en las playas estos dias en este país, si no también la falta de respeto frente al dolor de los familiares, y creo que en este país no puede tener ese comportamiento, esa falta de sensibilidad frente al dolor, tenemos que cambiar o mal vamos.
Pero luego veo que en un hospital de la provincia, Torrevieja, no atendieron como es debido a una mujer que se presento al hospital, porque le dolía intensamente la cabeza, con vomitos y falta de conciencia, y fue diagnosticada por un mareo y la mandaron a casa. Al volver a Toledo, donde era la mujer, tuvo que volver al hospital y allí al parecer le hicieron un TAC y tenía un ictus, la ingresaron en la UCI y varios dias después fallecio y todo porque en el primer hospital donde la mujer acudio a urgencias, no se le hizo ni una sola prueba, bueno si un analisis de sangre y punto. A la familia le han indemnizado y le han dado la razón, pero la mujer ya esta muerta. En fin otra muestra mas de insesibilidad y también porque no añadirlo, las pocas ganas del personal médico ante un enfermo de trabajar, en fin creo que ante la primera y la segunda noticia, hay mucha insensibilidad.
En fin creo que tenemos mucho todavía que avanzar, pero no ya por nosotros, si no por las generaciones venideras, que se van a encontrar con un país penoso y con una falta de todos los valores, y sinceramente yo esa herencia no se la quiero dejar a mi hijo, de modo que o algo se hace o mal vamos. 
TERESA 
JUNIO 2018


3 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Pues espero que tu finde sea genial.
    Menudas noticias. Lo del cementerio es muy triste. Aquí casi todo el mundo opta por la incineración y ese problema solo lo hay en pueblos como el de mi abuela que tienen cementerios muy pequeños y catalogados y no se pueden ampliar, pero en una ciudad grande es vergonzoso que pase eso. Y lo del ictus...no hay palabras.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Y eso con una de las mejores sanidades del mundo. Cómo será en países donde la tienen más precaria.
    Interesantes reflexiones.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Jo, lo de los cementerios me parece tremendo. Parece mentira que los gestores públicos puedan ser tan ineficaces en un asunto que desde luego no puede pillarlos por sorpresa.
    En cuanto a la negligencia médica, bueno, quizá habría que conocer las circunstancias del caso, pero el servicio de urgencias es un problema. En España tendemos a abusar del mismo y ello provoca masificación y cuando se llega a ella hay que contar con el factor humano de quien tiene que atender a decenas o un centenar de enfermos.
    Pero comparto lo que dices, vivimos un problema grande de valores y de sentido de la responsabilidad. En lo que somos expertos es en buscar excusas, justificaciones y cabezas de turco a quien echar la culpa en eso somos únicos.
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar